lunes, 11 de junio de 2012

Ha fallecido Klaus, el perro que fue lanzado desde una furgoneta en marcha


Así es como Klaus llegó a nuestras vidas


Inma Ortuño, lectora y seguidora de Schnauzi.com, se ha puesto en contacto con nosotros para contarnos la historia de como Klaus llegó a su vida y a la de Manuel Garrido:
”Os presento a Klaus, efectivamente su nombre es en honor al día de su rescate, Navidad.
Supongo que como todas las mañanas, Klaus amaneció con la esperanza de recibir un trato algo mejor que el día anterior, pero todo lo contrario a sus deseos, lo subieron a una furgoneta y a la velocidad permitida en una carretera nacional abrieron la puerta y sin ningún miramiento lo lanzaron a su suerte.
Un voluntario de la protectora Felcan circulaba en la misma dirección siendo testigo del trágico suceso. No lo dudó: paró y lo recogió. Las heridas en sus patas eran espeluznantes, estaban en carne viva y del golpe perdió la voz y todos los dientes, salvo un colmillo que lo hace realmente atractivo!. La furgoneta siguió su camino, dejando atrás el mejor regalo de Navidad…
Fue mejorando gracias al fantástico tratamiento de Victor Pérez, veterinario de Felcan, y al cariño de los voluntarios; pero necesitaba una acogida que no llegaba. Los demás perros de la protectora no le dieron la mejor de las bienvenidas, teniendo que volver a la mesa de curas de Victor un par de veces más. No podía andar prácticamente nada, por lo que sus días se limitaban a estar tumbado entre gruñidos de incomprensión.
A principios de marzo me lo llevé a casa para darle, aunque fuera temporalmente, la vida que merece Klaus y cualquier animal. La dedicación fue fundamental para que mejorara cuanto antes. Llegó el verano y seguía conmigo, pero el pilar de mi vida se convirtió también en el de Klaus, mi madre. Lo cuidó, lo mimó y lo educó durante mis ausencias de forma ejemplar.
A finales de agosto Klaus conoció al que se convertiría en su estrella guía: Manolo, mi Manolo. Toda su familia se enamoró de aquel perro que un día lanzaron al vacío, y él de ellos. Llegó a su nuevo hogar y recuperó la voz…
Después de 1 año y medio es un perro sano, con ganas de vivir, alegre y obediente. Es un perro Rociero, futbolero y monta a caballo. Ha tenido la suerte que se merece y yo de poder seguir disfrutándolo. Gracias Manolo.
Detrás de cada animal hay una historia, por desgracia la mayoría son lamentables, pero esta es la de nuestro perro y por lo tanto, nuestra historia.”

Fotografías:
1. Primeros días de miedo:

klaus Fallecio Furgoneta ShurKonrad 3

klaus Fallecio Furgoneta ShurKonrad 4

2. Después del primer paseo por la playa:

klaus Fallecio Furgoneta ShurKonrad 5

3. Animando a la Selección Española:

klaus Fallecio Furgoneta ShurKonrad 6

4. Klaus es feliz:

klaus Fallecio Furgoneta ShurKonrad 7

Actualización: Varios meses después de publicar esta historia, Klaus fallece el 08/06/2012 debido a una pancreatitis, como consecuencia de la leishmania. Descansa en paz Klaus



Seguro que muchos de vosotros os acordaréis de Klaus, un perro que fue acogido por Inma Ortuño, lectora de Schnauzi.com, después de que fuera tirado desde una furgoneta en marcha. En su día, Inma nos envió la historia de Klaus y su acogida y la publicamos en la web para intentar concienciar a la gente de lo importante que es adoptar y acoger y demostrar también nuestra repulsa al maltrato animal.

klaus Fallecio Furgoneta ShurKonrad

Pero hoy es un día triste, al levantarnos esta mañana hemos sabido a través de Inma que Klaus falleció el pasado viernes día 8 de junio de 2012 por una pancreatitis, como consecuencia de la leishmania.
Desde Schnauzi.com queremos enviarle todo nuestro apoyo a Inma y a Manuel y os damos las gracias por ser tan maravillosas personas. Más gente como vosotros tenía que haber en este mundo. Seguro que Klaus está enormemente agradecido de haber coincidido con vosotros y os verá cada día desde el cielo de los perros.

"Klaus, descansa en paz amigo, nunca te olvidaremos"

klaus Fallecio Furgoneta ShurKonrad 2

0 comentarios :

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, gracias.