domingo, 13 de agosto de 2017

6 enfermedades que los perros pueden detectar, Los perros pueden predecir con anticipación cuando las cosas no van bien con tu salud

 Los perros pueden predecir con anticipación cuando las cosas no van bien con tu salud.

Dogs can predict ahead of time when things are not going well with your health.

dog perro cachorro detectan enfermedades cancer 2017 Perú detect disease shurkonrad cachorrosytecnologia
 

Cáncer, migraña e incluso narcolepsia, pueden ser detectadas por los canes y ayudar a prevenir algún episodio que ponga en riesgo la salud. 
Los perros son famosos por su sentido del olfato. Con cerca de 220 ​​millones de receptores olfativos (en comparación con nuestros 5 millones), los perros pueden oler cosas que parecen incomprensible para nosotros. Ellos pueden detectar algunos olores en partes por billón, y pueden detectar innumerables sutilezas en olores.
En cuestión de narcóticos, los perros pueden detectar un contenedor pequeño de marihuana sumergido en la gasolina dentro de un tanque de gas.  Y sí, hay  perros que han detectado problemas médicos que incluso los doctores no sabían que existían. Los perros pueden detectar pequeños cambios en el cuerpo humano a través de nuestras hormonas que liberan compuestos orgánicos volátiles o COV.
Desde luego que necesitan un entrenamiento especial para alertar cuando algún episodio grave de salud está por aparecer. Aquí te presentamos seis condiciones médicas que los perros son capaces de oler:
Cáncer
Esta es una de las detecciones más famosas de los perros; de hecho, pueden detectar el cáncer de piel, cáncer de mama y cáncer de vejiga.
Existen muchísimas historias de perros que desarrollan cierta obsesión por alguna parte del cuerpo de su dueño y tras ir al doctor, el médico detecta cáncer.
En las últimas dos décadas, los investigadores han estudiado seriamente en habilidades perros detectores, éstos han sido entrenados para detectar la enfermedad a partir de muestras de pacientes con cáncer y personas saludables.
En un estudio realizado en 2006 , cinco perros fueron entrenados para detectar el cáncer basado en muestras de aliento. Una vez entrenados, los perros fueron capaces de detectar el cáncer de mama con el 88 por ciento de precisión, y cáncer de pulmón con el 99 por ciento de exactitud. Esto se podría hacer en las cuatro etapas de las enfermedades.
A veces los perros pueden hacer un trabajo aún mejor que los seres humanos en estos estudios.
Los investigadores aún no saben exactamente qué compuestos químicos existen en los diferentes tipos de cánceres para que los perros puedan alertar sobre la presencia de la enfermedad.
La narcolepsia
La narcolepsia es un trastorno cerebral que afecta la capacidad de controlar los ciclos de sueño. Esto puede significar que una persona de repente se queda dormido, incluso en el medio de una tarea. Es una condición peligrosa si se toma en cuenta que la persona que lo sufre podría lesionarse al caer al suelo o podría tener un accidente de coche en caso de que suceda durante la conducción.
Al igual que en el cáncer, el cuerpo cambia su olor, mismo que no es perceptible para el olfato humano.
Los perros que se especializan en esta enfermedad, responden a un ataque colocándose sobre el regazo de la persona, lo que impide que la persona azote en el suelo; además, los canes también pueden proteger a la persona en caso de que el ataque suceda en un lugar público o bien, buscar ayuda y proporcionar advertencia con hasta 5 minutos antes del episodio.
Mientras que los perros grandes pueden ser útiles para dar un apoyo adicional a quien sufre narcolepsia dando equilibrio y la movilidad después de un ataque, los perros medianos también funcionan para estas tareas.
Las migrañas
Para aquellos que sufren migrañas, la detección temprana puede significar ahorrarse el problema de pasar horas con el intenso dolor. Afortunadamente, algunos perros tienen un talento para olfatear las señales de que una migraña está en camino con hasta dos horas te anticipación.
Los perros que alertan de la migraña, pueden encontrar cambios en el aroma  de la serotonina, una sustancia química que se dispara cuando el cuerpo está a punto de tener una migraña. Al alertar al peligro mucho antes de que sus manipuladores puedan sentir algún síntoma, estos perros pueden alertar a tomar medicación preventiva.
Baja azúcar en la sangre
Los perros son de gran ayuda para los diabéticos, ellos saben cuando el nivel de azúcar de sus dueños en la sangre está bajando o subiendo.
Los perros son entrenados para discriminar entre el olor de un episodio previo, que puede persistir en su ropa o en su casa, y el olor de un episodio actual. Detectan cuando su controlador está teniendo un problema y alerta a la persona, dándoles tiempo para probar su azúcar en la sangre y tomar la insulina necesaria.
Convulsiones
Una de las áreas más polémicas donde se utilizan perros para alertar a una condición médica son las convulsiones. Existe una creciente evidencia de que los perros pueden detectar la aparición de un ataque; Sin embargo, el nivel de precisión la capacidad de entrenamiento en estos casos, sigue poniéndose en duda.
El miedo y el estrés
La noción antigua de que los perros pueden oler el miedo es cierta. Los perros pueden oler cuando sentimos miedo o estamos experimentando un mayor nivel de estrés, incluso si no estamos mostrando signos externos. Lo que los perros están oliendo es el aumento de las hormonas que nuestros cuerpos liberan para responder a situaciones de estrés, incluyendo la adrenalina y el cortisol.
Afortunadamente, esto se puede usar para beneficio de los seres humanos,ya que nos pueden alertar cuando necesitamos hacer algunas respiraciones profundas.
Todavía tenemos un largo camino por recorrer para descubrir exactamente lo que los perros están oliendo de nosotros. A pesar de que muchos detalles no se conocen aún, está claro que los perros tienen una capacidad extraordinaria para olfatear ciertos problemas médicos, una habilidad que puede ser un verdadero salvavidas.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cancer, migraine and even narcolepsy, can be detected by dogs and help prevent any event that puts health at risk.Dogs are famous for their sense of smell. With about 220 million olfactory receptors (compared to our 5 million), dogs can smell things that seem incomprehensible to us. They can detect some odors in parts per billion, and can detect innumerable subtleties in odors.In a matter of narcotics, dogs can detect a small container of marijuana immersed in gasoline inside a gas tank. And yes, there are dogs that have detected medical problems that even doctors did not know existed. Dogs can detect small changes in the human body through our hormones releasing VOCs or VOCs.Of course they need special training to alert when any serious health event is about to appear. Here are six medical conditions that dogs are able to smell:CancerThis is one of the most famous detections of dogs; In fact, they can detect skin cancer, breast cancer and bladder cancer.There are many stories of dogs that develop a certain obsession with some part of the body of its owner and after going to the doctor, the doctor detects cancer.In the last two decades, researchers have been seriously studying detective dog skills, they have been trained to detect the disease from samples from cancer patients and healthy people.In a 2006 study, five dogs were trained to detect cancer based on breath samples. Once trained, dogs were able to detect breast cancer with 88 percent accuracy, and lung cancer with 99 percent accuracy. This could be done in the four stages of disease.Sometimes dogs can do even better work than humans in these studies.Researchers still do not know exactly what chemical compounds exist in different types of cancers so that dogs can alert about the presence of the disease.NarcolepsyNarcolepsy is a brain disorder that affects the ability to control sleep cycles. This can mean that a person suddenly falls asleep, even in the middle of a task. It is a dangerous condition if you take into account that the person who suffers it could be injured when falling to the ground or could have a car accident in case it happens while driving.As in cancer, the body changes its odor, which is not perceptible to human smell.Dogs that specialize in this disease respond to an attack by placing themselves on the person's lap, which prevents the person from spanking the ground; In addition, the dogs can also protect the person in case the attack happens in a public place or else, seek help and provide warning with up to 5 minutes before the episode.While large dogs may be helpful in providing additional support to those suffering from narcolepsy by providing balance and mobility after an attack, medium dogs also work for these tasks.MigrainesFor those who suffer from migraines, early detection can mean saving the problem of spending hours with intense pain. Fortunately, some dogs have a knack for sniffing the signs that a migraine is on the way with up to two hours notice.Migraine-alert dogs may find changes in the aroma of serotonin, a chemical that is triggered when the body is about to have a migraine. By alerting the danger long before their manipulators can feel any symptoms, these dogs can alert to take preventive medication.Low blood sugarDogs are a great help for diabetics, they know when their owners' blood sugar level is going down or up.Dogs are trained to discriminate between the smell of a previous episode, which may persist in their clothing or at home, and the smell of a current episode. They detect when their controller is having a problem and alerts the person, giving them time to test their blood sugar and take the necessary insulin.SeizuresOne of the most controversial areas where dogs are used to alert a medical condition are seizures. There is growing evidence that dogs can detect the onset of an attack; However, the level of precision training capacity in these cases, continues to be in doubt.Fear and stressThe old notion that dogs can smell fear is true. Dogs can smell when we feel afraid or are experiencing a higher level of stress, even if we are not showing external signs. What