miércoles, 28 de noviembre de 2012

Mad Max (1979) / Paranormal Activity (2007)

Clásicos por un céntimo:  éxitos de bajo presupuesto

MAD MAX 2 EL GUERRERO DE LA CARRETERA,INTERCEPTOR

MAD MAX 2 EL GUERRERO DE LA CARRETERA INTERCEPTOR Mel Gibson ShurKonrad
Paranormal-activity-movie ShurKonrad Blog

Todas estas películas han pasado a los anales del celuloide, y todas ellas fueron rodadas con menos de lo que necesitas para comprarte una casa. 

La obsesión por los presupuestos de las películas es una prueba más de que el cine es un mundo de locos. Y no nos referimos sólo a esa manía por promocionar filmes como "el más caro de la historia" y similar, sino también a todo lo contrario: la manía por hallar películas que han costado cuatro perras. Saber que un cineasta ha levantado su filme a partir de un presupuesto ante el cual Steven Spielberg o Michael Bay se partirían de risa queda muy bien en los titulares, por supuesto. Y, además, los bajos costes llevan consigo una alta rentabilidad en caso de que el trabajo le caiga en gracia al público, con lo cual muchas distribuidoras importantes se arrojarán sobre este a la mínima ocasión. No todos los filmes que repasamos en este informe figuran en la lista de los más rentables de la historia (aunque hay algunos que sí), pero todos ellos han pasado a los anales del celuloide. Os queda a vosotros decidir si se lo merecían o no.

Mad Max (1979)

Presupuesto: 917.437 euros (ajustados)
Muchas películas clásicas han partido de coincidencias afortunadas, pero el caso de esta barrabasada australiana bate todos los récords. Para empezar, su director George Miller no tenía formación como cineasta, sino como médico: la idea para el filme se le ocurrió atendiendo a víctimas de accidentes de tráfico en un hospital de Melbourne. Para seguir, su escaso presupuesto le obligó a recurrir a moteros de verdad para los papeles de villanos, lo que redundó en una mayor autenticidad. Y, finalmente, un jovenzuelo llamado Mel Gibson se presentó al casting con la nariz rota y un labio partido (la noche anterior se había batido el cobre en una pelea de bar), lo cual persuadió a los productores de que estaba lo bastante loco como para rodar las escenas de acción sin especialistas. Tal vez por todo ello, Mad Max ostentó durante 20 años el récord Guinness como película más rentable de la historia.




Paranormal Activity (2007)

Presupuesto: 11.562 euros
Si creías que íbamos en broma al afirmar que El proyecto de la bruja de Blair cambió la historia, será mejor que recuerdes el pelotazo pegado por Oren Peli hace cuatro años con esta película. Al igual que en el filme de Myrick y Sanchez, Paranormal Activity fue rodada sin guión y con una sola cámara, pero allí donde sus predecesores habían precisado de 10 intérpretes y un bosque para meternos el miedo en el cuerpo, Peli se las apañó con dos actores y una sola habitación. Con 146 millones de euros recaudados hasta la fecha, Paranormal Activity también se mantuvo apegada a las tradiciones de la serie B en un aspecto más: fue la primera entrega de una saga que, al menos por ahora, parece interminable.


lunes, 26 de noviembre de 2012

La carta de una niña de 9 años al conductor ebrio que la puso en silla de ruedas

Xitclalli Chilli Vasquez tuvo la oportunidad, la semana pasada, de mirar a los ojos al joven que la puso en una silla de ruedas hace algo más de un año. De mirarle y recordarle aquel día del verano pasado cuando su coche chocó contra el de aquél chaval de 21 años, Jeremy Solis, que iba conduciendo borracho, dejándola paralizada del pecho para abajo.
Allí, frente a un jurado popular de Fort Worth (Texas), la niña decidió leerle una carta que le había redactado, un documento manuscrito de cuatro páginas titulado "De una de tus víctimas" (sic).
En él, Chilli explicaba que iba al centro comercial con su hermana. "Para cortarme el pelo y que me hicieran la manicura". No podía recordar más de aquél triste día. "No recuerdo ni siquiera el primer par de días. No podía hablar por lo que tenía que usar mis pulgares para decir o no. Mientras estuve ingresada tuve momentos muy malos. Me hacen radiografías a diario. Me alimentan por una sonda. Tenía tubos que me salían de la boca y la nariz". El cambio de tiempos verbales, como otras incorrecciones ortográficas se ha respetado para reflejar con toda la exactitud que permite una traducción el estilo de la carta.

Xitclalli Chilli Vasquez Niña Ebrio Ruedas Carta Triste ShurKonrad
 Xitclalli 'Chilli' Vasquez en su silla de ruedas y junto a su carta

"Había momentos en los que lloraba y lloraba...en terapia me enseñaron a levantarme y vestirme. Pero aún ahora es muy duro. Mi madre suele hacerlo por mí pero tengo que intentarlo por mi cuenta. Hay días en los que los que lloro porque no puedo hacer lo que antes sí podía. En fin, podría seguir pero se me cansa la mano. Me gustaría que me conocieras, a mí y a mi familia...hay días que son malos porque me cuesta valerme por mí misma. Mira lo que te he dicho y las palabras que te he dicho y dime qué aspecto tengo y cómo me siento. ¿Cómo te sientes tú todos los días? ¿Te acuerdas de ese 9 de julio?".
Cuando terminó la lectura, el jurado estaba llorando. Solis también. Y el juez. Y todo el mundo en la sala, según testigos. Chilli cumplió ocho años en la unidad de cuidados intensivos, tres días después de la colisión con Solis. Ahora es una niña que estudia cuarto curso y sigue siendo más que apta con las matemáticas pero ha tenido que prescindir de muchas de las cosas que hacen los chicos de su edad. Correr, hacer deporte, jugar... Asegura que quiere ser médico cuando sea mayor.

"Espero que Jeremy conteste a mi carta", le dijo a los medios después del juicio. "Me haría muy feliz oírle decir que lo siente". Solis, por su parte, ha estado detenido este último año y condenado a diez de cárcel. En cinco, podrá aspirar a la libertad condicional. "No fue un juicio", aclaró la abogado de Chilli, Allenna Bangs. "Fue una declaración y él se declaró culpable". Efectivamente, Solis admitió su conducción ebria y que su nivel de alcohol en sangre era de 0,23, tres veces el máximo legal.
Mientras, la familia de Vasquez califica la actitud de la pequeña de "milagrosa". "Es muy difícil ver que tu hija tiene una minusvalía. Pero da igual lo mal que esté, sentimos que tener a Chilli es una bendición y hemos tenido la fortuna de que siga con vida", le dijo su madre, Arabella, a los medios. "Es una superviviente. Mucha otra gente muere por accidentes con conductores ebrios pero Chilli sobrevivió y todos tenemos la esperanza de que algún día vuelva a andar".

domingo, 18 de noviembre de 2012

El Síndrome de Diógenes virtual

redes sociales Diógenes ShurKonrad


Este término, que empezó a usarse hace unos tres años, hace referencia a la costumbre de acumular contenidos digitales de todo tipo, y, en mayor o menor medida, la sufrimos casi todos los internautas, excepto los organizado-compulsivos, que son un tema aparte.
La primera fase no es en absoluto grave y está muy extendida entre la población. Se caracteriza por almacenar de forma compulsiva emails inútiles en la bandeja de entrada del correo electrónico, muchos de ellos incluso sin leer, y casi siempre con la misma excusa: “ya lo leeré en otro momento”. Claro que ese momento no suele llegar, y el volumen de emails va aumentando de forma imparable con el paso de los años. Nota que tener en cuenta: la capacidad de la bandeja de entrada es enorme, pero no infinita.

El siguiente nivel puede tener consecuencias nefastas sobre el ordenador del afectado. Consiste en descargar a diestro y siniestro contenido multimedia como pueden ser películas, música, vídeos o fotos: esta porque me gusta, esta porque le gusta a Fulano, ya se la pasaré, esta porque es un clásico, esto otro para momentos especiales… Vamos, que es un almacenamiento masivo en toda regla, y además provoca una bajada en el rendimiento del ordenador, que tarda más en procesar esa enorme cantidad de datos. (Ahora ya sabéis por qué os va tan lento el PC).
Podemos saber que estamos a punto de llegar al tercer nivel de la enfermedad cuando empezamos a descargar contenidos sin saber muy bien por qué o cuando, por ejemplo, dejamos de bajarnos canciones y vamos a por discografías enteras. Esto es un comportamiento compulsivo similar al arrebato que le da a algunas personas cuando ven un par de zapatos o un lindo gatito abandonado, y no se pueden resistir a llevárselos a casa. Lo único, que en este caso, ni te arruinas ni te llenan la casa de pelos; sólo saturas la máquina. Una buena idea, si no puedes luchar contra esta enfermedad, o no quieres, es que pases todos esos archivos a un disco duro externo. Tu ordenador te lo agradecerá.

hotmail Diógenes ShurKonrad

Y el tercer nivel, ¿en qué consiste? Pues en acumular cosas sin sentido en las redes sociales, muchas veces como si fueran trofeos: mensajes privados sin leer, peticiones de amistad sin responder (si no le quieres como amigo ¡¡recházale!!), notificaciones, fotos, invitaciones a eventos o a páginas sin responder… Aunque claro, también hay quien acumula amigos en Facebook y Tuenti para luego no hacerles ni caso. Igual de útil que los mails que dejamos para leer en otro momento.
Otros síntomas de esta enfermedad son tener el escritorio lleno de iconos, aunque algunos los uses una vez al mes, el smartphone con numeritos en todas las aplicaciones, lleno de notificaciones sin leer, o la costumbre de trabajar con miles de ventanas y pestañas abiertas a la vez (por supuesto, aunque hayas terminado con la mitad, tú las dejas abiertas, por si acaso).

escritorio Diógenes ShurKonrad

 También es muy probable que quien sufra el síndrome de Diógenes virtual tenga pequeños indicios de sufrir el mismo trastorno pero en versión material. Echa un vistazo a tu habitación o a la mesa de tu trabajo. ¿Está igual de limpio y organizado que tu ordenador?