miércoles, 19 de enero de 2011

A los nacidos entre 1970 y 1985 recordando viejas epocas El Blog de ShurKonrad

La que vemos es la casa que compraron nuestros padres ahora vale 20 o 30 veces más, la de los que tomarán las decisiones importantes en un futuro no muy lejano.






Somos la última generación que aprendimos a jugar en la calle y en los recreos del colegio a las bolitas,mancha, a las escondidas, al resorte, al avioncito... PERO ADEMÁS somos la primera generación que jugó con
videojuegos, fuimos a parques de atracciones o vimos dibujitos a color.







Fuimos los últimos en grabar canciones de la radio en casettes y ver películas versión Beta y VHS PERO orgullosos pioneros del walkman, el chat y los CD's.





Se nos ha etiquetado de GENERACION X y tuvimos que tragarnos, Salvado por la Campana (con todo y Screech), Beverly Hills 90210,(te gustaron en su momento, miralas ahora...) y Friends.



Nosotros hemos aprendido lo qué es el terrorismo y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre de la caída de dos torres, pero también de la justicia mundial vimos caer el muro de Berlín






Aprendimos a utilizar las computadoras antes que nuestros padres y abuelos, y sobre todo antes de todos esos niños cerebritos de hoy en dia y nunca vimos a los que no sabian usar las computadoras como una especie de "retardados" como sucede hoy.






Jugamos con el Spectrum, el tetris, el Mario Bross, vimos los anuncios de los primeros celulares (que parecían ladrillos) y creímos que Internet sería un mundo libre.







Somos la Generación de Xuxa, Robotech, Gi Joe, Los Halcones Galácticos, los ThunderCats, los Transformers, He-Man y las Tortugas Ninja, Del Correcaminos, 'Oliver y Benjí', Rainbow Brighty, de los Pitufos, La Pantera Rosa, Los Picapiedras, El pájaro loco.






Los que crecieron escuchando a Soda, Madonna, Michael Jackson y Guns N' Roses y por supuesto en ver y vivir los primeros VIDEOS MUSICALES y que luego presenciaron el apogeo y desplome del grunge junto con la muerte de su mayor exponente. También estaban Timbiriche, Parchis, La Onda Vaselina, Las Azúcar Moreno, Los Locomía y sus abanicos.






La última generación de las botellas de a litro, de la Coca-Cola familiar de vidrio y la ultima en hacer mandados en la bolsa de cuadritos para ganarnos una propina.










La última en tirar el pan en plena calle y ponerlo con todo el remordimiento del mundo en la mesa a la hora de la comida, hoy ningún niño en su sano juicio lo haría, pensaría que tiene mil bacterias.





Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos: viajábamos en autos sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales y sin air-bag, hacíamos viajes de 10-12h y no sufríamos el síndrome de la clase turista. No tuvimos puertas con protecciones, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños.





Andábamos en bicicleta o patines sin casco, ni protectores para rodillas y codos. las hamacas eran de metal y el tobogan con esquinas en punta oxidada.






No había celulares!!!!. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos, todo metido en una mochila o bolsón que rara vez tenía refuerzo para los hombros y mucho menos, ruedas!! a cuantos se les cayeron al piso los útiles al romperse la mochila.






Comíamos caramelos y tomábamos juguitos, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo lo era y nada mas. Compartimos botellas de bebidas y nadie se contagio de nada, excepto de los piojos, cosa que se solucionaba lavándose la cabeza con vinagre caliente, rezábamos para contagiarnos de gripe o varicela de nuestro mejor amigo para disfrutar de las "vacaciones".






No tuvimos PlayStation, no había 99 canales de televisión, pantallas planas, sonido surround, mp3s, ipods, computadoras e Internet, pero nos lo pasábamos de lo lindo tirándonos globos con agua, o jugando con los playmobil. Y nunca escuchamos sobre el calentamiento global.






nuestro primer beso era jugando a la botella o a "verdad o castigo" !!POR FAVOR!!!! No era necesario tener fotoblog, Hi5 o MySpace, para saber si existíamos, bastaba con chiflar la tonada de la pandilla o gritar como Tarzán para que toda la cuadra saliera de sus casas, ni nos catalogábamos como dark's, cumbieros, emos, etc.






Éramos el apio, la china, la flaca, la pecosa, el negro o cosas asi,pero todos pertenecíamos al mismo grupo.





Éramos responsables de nuestras acciones y acarreábamos con las consecuencias, no había nadie para resolver eso. Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad, y aprendimos a crecer con todo ello.

¡FELICIDADES!

No necesitamos todas esas etiquetas, todas esas superficialidades, cosas,
celulares, ropa... recordemos cómo ser niños, pero sobre todo, cómo ser
LIBRES!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario

Deja tus comentarios, gracias.